La rana y los gansos | Reflexión